Asamblea estatal es presionada para que sea aprobado ley que “abriría la puerta” a reparaciones de emergencia en complejos de NYCHA 

Para que residentes de centenares de edificios de la Gran Manzana que están administrados  por la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York (NYCHA) por lo menos tengan la esperanza de contar a largo plazo con un plan de reparación de fallas estructurales, moho, filtraciones y humedad se requiere en principio una inversión calculada en $40 mil millones. Hasta ahora no está cerca, ni este monto, ni el plan.

Pero este lunes, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, junto con líderes comunitarios y residentes de estos complejos, empujaron una vez más, una fórmula que abriría la puerta al flujo de dinero por parte del gobierno federal y el inicio de reparaciones, que en su mayoría ya son una emergencia y forman parte de lo que se ha denominado una “crisis humanitaria” en la ciudad. Se trata del Fideicomiso de Preservación de Vivienda Pública de NYCHA. 

Este Fideicomiso, que requiere la autorización de la Legislatura estatal, sería una nueva entidad totalmente pública que desbloquearía miles de millones de dólares en fondos federales para realizar inversiones atrasadas en los cinco condados.

También te puede interesar