El adiós a protocolos de seguridad contra el COVID esta semana divide a neoyorquinos

Este martes 1 de marzo el calendario marca justo el segundo año de la aparición del primer caso de COVID-19 en Nueva York, que desde que se declaró la alerta por la pandemia ha acabado en la Gran Manzana con la vida de más de 39,000 personas, gran parte de ellos latinos, y ha dejado casi 2 millones y medio de contagios.

Y aunque las autoridades de Salud de la Ciudad y del Estado han insistido en que todavía no se ha derrotado por completo al coronavirus, el abrumador descenso en los índices de contagios y el aumento de personas vacunadas en Nueva York, han ayudado a que se relajen protocolos de seguridad como el no uso de mascarillas en espacios interiores y la exigencia de mostrar prueba de vacunación en negocios, que terminará el lunes 7 de marzo.

Al dominó de cambios de esta semana y de los próximos días, se suma el fin del mandato de uso de mascarillas en espacios cerrados en las escuelas del estado de Nueva York, anunciado por la gobernadora Kathy Hochul y que entrará en vigor desde el miércoles, y que, muy probablemente, el alcalde Eric Adams seguirá cuando anuncie su decisión este viernes.

About Author

También te puede interesar