Habitantes de El Bronx buscan ‘ponchar’ al COVID-19 con ‘mega centro’ de vacunas en el Estadio de los Yankees

Durante muchos años los vecinos de El Bronx han visto al Estadio de los Yankees como ese lugar emblemático de Nueva York en el que se juegan clásicos de béisbol, y se han gritado incontables “home runs”. Pero a partir de este viernes 5 de febrero, ese mismo lugar, con capacidad para más de 54,000 espectadores, se convertirá en un ‘mega centro’ de vacunación en el cual los habitantes del llamado Condado de la Salsa esperan que se juegue uno de los partidos más importantes de sus vidas, y ganarle la guerra al COVID-19.

Esa es la esperanza de residentes de El Bronx como la dominicana Esperanza Tavárez, de 70 años, quien este jueves muy tempranito corrió para sacar su cita, y tras enterarse de que el Estado de Nueva York, la Ciudad, el equipo de los Yankees, la asociación SOMOS Community Care y la Guardia Nacional de Nueva York decidieron levantar allí un sitio para administrar vacunas contra el coronavirus.

Con mucho optimismo y tras ser ayudada por una funcionaria del ‘Test & Trace Corps’ de la Ciudad de Nueva York, la abuela dijo estar muy emocionada de saber que este viernes a las 10:00 de la mañana recibirá la primera dósis de la vacuna contra el COVID, de las que la Gran Manzana ha puesto hasta ahora 859,803 dosis.

“Estoy muy feliz de que estén usando el estadio para ayudarnos a vacunar. Creo que es lo que todos debemos hacer para acabar con el coronavirus y poder estar saludables”, dijo doña Esperanza, quien llevaba un tapabocas rosado con estrellas y un gorrito de lana.

Su esposo, Genaro Tavárez, también compartió la alegría de haber sacado su cita para que le pongan la vacuna, y sobre aquellas personas que tiene temor de aplicársela o que creen que pudiera causarles algún tipo de daño, el dominicano tiene un pensamiento muy claro.

“Peligroso es no ponerse la vacuna. Eso sí debería dar miedo, porque sin vacuna en cualquier momento corre uno el riesgo de enfermarse y hasta de morirse”, dijo el habitante de El Bronx, agregando que fue muy fácil el proceso para agendar su cita.