Más de 600 mil empleados vuelven mañana a sus puestos de trabajo en RD

A principios de mayo circularon borradores de proyectos que daban cuenta de un plan de reactivación de la economía que se aplicaría por sectores, como un mecanismo para la vuelta a la llamada “nueva normalidad”, en medio de la pandemia del COVID-19 que afecta al mundo y que llevó a República Dominicana a cerrar casi por completo su economía durante dos meses.

Voceros del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) indicaron que la primera fase de la desescalada, que entrará en vigencia este miércoles 20, incluirá a casi todos los sectores económicos, excepto a aquellos que por su naturaleza impliquen aglomeraciones de personas. Esto quiere decir que desde ese día cualquier tipo de empresa -excepto bares y discotecas, cines, gimnasios, lugares de juegos de azar, hoteles, centros comerciales y restaurantes, que solo con servicios de delivery o de take out podrán abrir al público, siempre que respeten los porcentajes de asistencia permitidos.

De allí que se hayan establecido porcentajes de la nómina que puede acudir a sus labores de forma presencial, según el tamaño de la empresa y, adicionalmente, horarios de entrada por sector, a fin de que no se presenten conglomerados de personas en los sistemas de transporte y otros lugares.

Es así como no habrá limitaciones sectoriales a la hora de reactivar las labores, pero sí se será obligatorio que cada establecimiento se adapte a las normas de asistencia fijadas por el Gobierno: micros con no más de cinco empleados o 50 % de su nómina, pequeñas con no más de 10 personas o 50 % de su personal y sector público con un tope de 50 % de su plantilla de trabajadores. Mientras tanto, las medianas y grandes podrán abrir con un límite de 25 % de asistencia presencial de su nómina.