“¡No puedo respirar!”: Multitudinaria protesta contra racismo y abuso policial tras muerte de afroamericano

 

Al grito de “¡No puedo respirar!” centenares de personas se congregaron en las calles de Minneapolis por la muerte de George Floyd, el hombre negro no armado que perdió la vida el lunes por la noche después de que un policía blanco le presionara el cuello con la rodilla.

Los manifestantes se congregaron la noche de este martes en la calle donde murió Floyd y más tarde marcharon hasta una comisaria de la ciudad donde algunos de ellos dañaron ventanas, un coche patrulla e hicieron graffitis en los muros del edificio.

La multitud exigía justicia para Floyd gritando que “enjuicien a la policía”. Activistas bloquearon el tráfico en varios bloques y la gente tomó las calles según relata The Guardian y como se puede ver en videos y fotos de las redes sociales y de medios de comunicación.

Delante del edificio de la policía se quedó durante horas un pequeño grupo de gente enfadada y persistente. Algunas personas tiraron botellas de agua y leche a los manifestantes y les gritaban “cerdos” y “cómo pudieron”, según indica el diario británico. Un cordón policial protegía las instalaciones.