Rapinoe: “Me han devaluado y desdeñado porque soy una mujer”

La futbolista estadounidense Megan Rapinoe denunció la brecha salarial de género en su país, que obliga a las mujeres estadounidenses a trabajar entre 15 y 22 meses para cobrar lo mismo que los hombres perciben en un año.

“Me han devaluado y desdeñado porque soy una mujer (…) Sigo cobrando menos que los hombres que hacen el mismo trabajo que yo”, dijo Rapinoe durante un acto en la Casa Blanca.

Día de la Paga Igualitaria

La campeona olímpica y del mundo con la selección de fútbol de los Estados Unidos visitó la Casa Blanca acompañada de Margaret Purce, delantera en el Sky Blue FC, para conmemorar el Día de la Paga Igualitaria, que se celebra desde 1996 para visibilizar la brecha de género.

“Nadie esperaría que una flor prospere sin agua y, aún así, nuestra sociedad espera ver florecer a las mujeres en los deportes, a las que se les ha negado el agua y la luz del sol”, dijo Purce.

Demanda por discriminación salarial

Rapinoe y sus compañeras en la selección nacional femenina demandaron por discriminación salarial a la Federación de Fútbol de Estados Unidos en 2019, pero un juez federal de California falló en su contra el año pasado.

La brecha salarial entre hombres y mujeres en Estados Unidos se traduce en 18 centavos menos para ellas por cada dólar abonado en salarios o honorarios y en 45 centavos en el caso de las latinas, las que más sufren esa disparidad.

“Este equipo (de fútbol femenino) es la prueba viviente de que puedes ser la mejor en lo que haces, pero todavía tienes que luchar por una paga igualitaria”, dijo Biden durante el acto.