Entra en vigor mandato de vacunación contra el COVID para empleados de negocios y empresas privadas en NYC

Faltando solo cinco días para que termine su mandato, y con los contagios de COVID disparados en los cinco condados, debido al auge de la variante ómicron, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, se despide del cargo con la entrada en vigor, este lunes 27 de diciembre, de su último mandato de vacunación.

A partir de hoy los más de 184,000 negocios y empresas privadas que hay en la Gran Manzana, deberán exigir a sus trabajadores que tengan al menos la primera dosis de la vacuna contra el COVID para poder continuar en sus empleos. El mandato se suma a órdenes similares que están en pie desde septiembre pasado para empleados públicos como maestros, bomberos, policías y enfermeros, donde la imposición de la vacuna para no perder sus trabajos elevó los índices de inmunización.

Así lo reiteró el Departamento de Salud de la Ciudad, al igual que la Oficina del mandatario local, donde se recalcó que la medida busca lograr que más neoyorquinos se vacunen, a fin de frenar el avance del coronavirus que todavía no da señales de irse del panorama.

El objetivo es que el 20% de neoyorquinos que siguen sin inmunizarse lo hagan, pues actualmente de los 8,336,817 de residentes de la Gran Manzana, un total de 6,666,539 (el 80%) se han puesto al menos una dosis, y de ellos 5,960,562, es decir, el 72% está completamente vacunados.

“A partir del 27 de diciembre, los trabajadores de la ciudad de Nueva York que realicen trabajos en persona o interactúen con el público en el curso de sus actividades comerciales, deben demostrar que han recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19”, aseguró la Ciudad, advirtiendo que los trabajadores privados que continúen en sus empleos tras demostrar que tienen la primera dosis, deberán en un período máximo de 45 días presentar prueba de su segunda dosis, si optan por las vacunas de Pfizer o Moderna.

La Ciudad fue clara en advertir a las compañías privadas que no podrán permitir que ningún trabajador no vacunado asista a su lugar de trabajo después de este lunes, explicando que la norma aplica para empleados que vayan a sedes, usen vehículos, o donde trabaje en presencia de al menos otra persona.

La medida ha generado divisiones, no solamente por parte de líderes políticos, sino también entre empleados no vacunados y dueños de negocios, al considerar que pudiera tener un efecto negativo, en el que las compañías privadas pudieran convertirse en blanco de persecusión, debido a la realidad actual de falta de personal que muchos sitios enfrentan.

También te puede interesar