Gobierno de Trump presiona a cortes de inmigración para deportar a niños en medio de la pandemia

En medio de la crisis por el coronavirus, niños y adolescentes indocumentados que llegaron sin sus padres a la frontera de México con Estados Unidos al realizar solos la travesía desde Centroamérica, quienes fueron detenidos al pedir asilo y enviados a albergues, casas de crianza o correccionales para menores, están siendo obligados por la administración del presidente Donald Trump a presentarse a sus respectivas audiencias en corte.

En caso de no acudir, sería inminente su deportación.

Los casos documentados por The Marshall Project, una organización no lucrativa de investigación periodística enfocada en el sistema de justicia criminal, son de niños refugiados ubicados en Nueva York, la ciudad que se ha convertido en el epicentro de la pandemia y que se encuentra prácticamente sitiada.

No obstante, el gobierno de Trump sigue con su afanoso plan por deportarlos al mantener las cortes de inmigración abiertas para que los menores no acompañados tengan que presentarse para defender sus casos, muchos de ellos sin abogado ni recursos.