Con un asado y lágrimas, así despidieron a Ronaldinho de la prisión

Luego de pasar 32 días en prisión preventiva por el uso de documentos falsos, el astro brasileño, Ronaldinho y su hermano, fueron puestos bajo arresto domiciliario, por lo que pasarán el resto de la investigación confinados en la suite presidencial de un hotel de Asunción.

Sin embargo, su despedida del centro de detención no fue nada común, ya que sus los prisioneros con los que convivió todo ese tiempo le organizaron un asado y le dijeron adiós con llanto en los ojos.

Los reportes locales indicaron que tras salir de la corte con la buena noticia, los hermanos Assis regresaron a la prisión a despedirse de sus excompañeros, quienes les prepararon la comida especial y convivieron con ellos unos minutos más, varios se emocionaron tanto que llegaron a las lágrimas.