Cuomo advierte de medidas extremas si no se respeta el distanciamiento social por coronavirus

La crisis generada por el auge del coronavirus en Nueva York sigue indetenible, con más de 66,000 personas contagiadas en el estado y 36,221 en la Gran Manzana, y 1,218 muertes hasta al cierre de la edición este lunes (253 decesos más que el domingo). Y aunque millones de personas en el estado han seguido al pie de la letra los protocolos de distanciamiento social y el confinamiento en cuarentena, todavía hay muchos neoyorquinos desobedientes que no están tomando la situación con la seriedad y responsabilidad que amerita, por lo que pudieran tomarse medidas más estrictas en los próximos días.

Así lo advirtió este lunes el gobernador Andrew Cuomo, durante la conferencia de prensa diaria sobre la crisis, en la que lamentó con mucha preocupación que todavía haya personas aglomeradas en parques, como si no estuviese pasando nada.

“Sé que puede ser opresivo y aburrido (el encierro) pero es para salvar vidas, pero todavía hay gente que está en parques donde hay mucha densidad de personas. No es momento de estar en las zonas de recreo ni estar jugando basquetbol con otra gente, y si esto sigue así, vamos a tomar acciones de manera obligatoria y cerrar las zonas de juego para salvar vidas”, dijo Cuomo, quien recordó una vez más que para frenar el brote urge que las familias se mantengan confinadas.

La situación es dolorosamente clara, no hay dudas sobre las consecuencias o el dolor, ni sobre lo que debemos hacer (…) la gente tiene que ser responsable y quedarse en sus casas. Cuando emití la orden de hacerlo, no fue porque era algo agradable, se trata de una orden. Si salen de la casa se están exponiendo al peligro y están exponiendo a otros al peligro. Se pueden infectar y al volver a casa infectar a otros”, advirtió el mandatario estatal.