El Gobierno alojará a niños migrantes en dos bases militares en Texas ante el desborde de los albergues para menores

El Gobierno que preside Joe Biden alojará a menores migrantes que cruzaron la frontera solos en dos bases militares en Texas para hacer frente a la falta de plazas en centros del Departamento de Salud y Servicios Humanos. 

La agencia encargada de albergar a la mayoría de los niños y encontrarles un hogar en Estados Unidos, Salud y Servicios Humanos, pidió alojar hasta 5,000 menores en la base de Fort Bliss y 300 más en la Base Conjunta de San Antonio, según dos fuentes que hablaron con la agencia de noticias Reuters bajo condición de anonimato.

Sin embargo, de momento no está claro cuántos niños serán permitidos en cada base.

El Departamento de Defensa dio su aprobación al Departamento de Salud para el uso de las instalaciones militares en un momento en el que la llegada de menores inmigrantes ha desbordado la capacidad de las autoridades para albergarlos hasta encontrarlos una familia de acogida. Hay más de 15,000 niños y adolescentes bajo la custodia del Gobierno, alojados en centros de convenciones o en instalaciones de la Patrulla Fronteriza diseñadas para adultos. 

«El HHS [Departamento de Salud y Servicios Humanos] mantendrá la custodia y la responsabilidad por el bienestar y el apoyo de estos niños todo el tiempo que permanezcan en la instalación», dijo el portavoz del Pentágono, John Kirby, en un comunicado.

Los niños serían alojados en un dormitorio desocupado y en instalaciones de alojamiento temporal, añadió Kirby.

El Pentágono aseguró que los militares no estarán a cargo del cuidado de los niños, quienes serán responsabilidad de Salud y Servicios Humanos. Aunque sí podrían llegar a prestar cierto tipo de servicios a las autoridades civiles.

En las últimas semanas, la Administración Biden ha instalado más de 10,000 camas en centros de convenciones y antiguos campos petroleros en varios estados del sureste.

El miércoles se abrirá una nueva instalación para 3,000 personas en San Antonio y un sitio para 1,400 personas en el centro de convenciones de San Diego.