En qué se parecen (y en qué no) el segundo cheque de estímulo y el primero

 

Los republicanos dieron este lunes probablemente una de las noticias más esperadas para las familias que tratan de superar los estragos económicos de la pandemia del coronavirus: su proyecto de ley para la recuperación sí incluye un pago directo para la mayor parte de contribuyentes.

Aunque la propuesta republicana de $1 billón de dólares todavía está en la primera fase del proceso en el Congreso -su presentación- y aún se tiene que negociar con los demócratas, ya se puede hacer una primera comparación entre el que sería el segundo cheque de estímulo y el que recogía la Ley Cares, que el Congreso aprobó en marzo.

Similitudes

  1. La cuantía base es la misma para ambos cheques. Quienes presenten declaración de impuestos individual podrían recibir hasta $1,200 dólares. Los matrimonios que lo hagan de manera conjunta, hasta $2,400 dólares. También se enviaría la misma cantidad por dependiente aunque, como explicaremos más abajo, la nueva propuesta abarca más personas bajo esa definición.
  2.  El umbral máximo de renta anual para recibir el monto completo de la ayuda económica también es el mismo: $75,000 dólares. A partir de esa cantidad -y hasta llegar a los $99,000 dólares de ingresos brutos al año- el estipendio se reducirá progresivamente. [Estima en la calculadora de Forbes cuánto dinero te llegaría].
  3. El año fiscal que usaría el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) también sería 2019. En caso de que la agencia no tenga la información, recurriría a la declaración de impuestos de 2018. Esto ocurriría, por ejemplo, cuando el beneficiario haya solicitado una extensión hasta el 15 de octubre para presentar su declaración 2019. Quien no tenga que presentarla puede actualizar su información en la herramienta ‘Non-filers‘ (en español) de IRS.
  4. Al igual que la primera ayuda económica, la que proponen los republicanos tampoco se usaría para pagar deudas estatales o federales que pueda tener el contribuyente, a excepción de los pagos de manutención infantil que hayan vencido.
  5. Los inmigrantes indocumentados no recibirían el segundo pago. Tampoco lo harían sus cónyuges ciudadanos ni tendrían los $500 dólares por hijo estadounidense dependiente.

Diferencias

  1. El proyecto de ley amplía la definición de dependiente. Los contribuyentes recibirían $500 dólares por cada uno de ellos, al igual que con la ley Cares. La diferencia es que este nuevo pago no solo incluiría a menores de 17 años sino que no habrá límite de edad. Esto beneficiará especialmente a quienes tengan como dependientes a estudiantes universitarios o a personas mayores.
  2. Las personas fallecidas o en prisión están explícitamente excluidas de la propuesta. Nadie que haya muerto antes del 1 de enero de 2020 o que haya estado todo este año en la cárcel recibiría este pago único. Esta cuestión supuso un problema con la ayuda de la Ley Cares, que llevó al Departamento del Tesoro a retirar estos pagos hechos por error o a cancelar los cheques enviados.
  3. El Senado hay incluido en su proyecto de ley protección contra embargos o recaudaciones bancarias de quienes cobran deudas. De hecho, la propuesta republicana también aplica estas protecciones al primer cheque de estímulo.