Naomi Campbell está encantada con la cuarentena y no quiere volver “a la normalidad” cuando todo acabe

A diferencia de aquellos que están fantaseando con la idea de retomar en su totalidad aquellas actividades y hábitos que marcaban su vida antes de que la propagación mundial del coronavirus les obligara a permanecer recluidos en sus casas, la modelo Naomi Campbell está convencida de que la sociedad deberá empezar a replantearse ciertas dinámicas para cuando termine este período de crisis o, en su defecto, empiecen a levantarse gradualmente las medidas de emergencia.

En ese sentido, la estrella de las pasarelas ha prometido que “simplificará” notablemente su día a día para contribuir de alguna forma al necesario “respiro” del que debería seguir beneficiándose el planeta en el futuro, habida cuenta del impacto tan positivo que la reducción de la actividad industrial y del tráfico están teniendo en los niveles de contaminación, así como en el bienestar de la fauna y la flora.

“Hay muchas cosas que no volveré a hacer, al menos en la misma medida de antes. Quiero simplificar mi estilo de vida en muchos aspectos. Creo que cuando termine esta pesadilla, tendremos que haber reseteado nuestra mentalidad y dejar que la Madre Naturaleza se tome un respiro más largo. Lo necesitaba, siento que nuestros excesos y nuestra glotonería han sido demasiado duros para ella”, ha expresado la maniquí británica en su propio podcast, el cual ha contado esta semana con la presencia de su buena amiga Cindy Crawford.

Por si alguien se atreviera a tratar de malinterpretar sus palabras, Naomi ha querido dejar claro que está “encantada” con la relajación de costumbres que ha traído consigo esta situación excepcional, pero no así con la tragedia humana y social que también se deriva de la mayor pandemia -en lo que a la rapidez y facilidad del contagio se refiere- sufrida por el planeta en los últimos 100 años.