Ídolos de redes: Del anonimato a la exposición pública

 

No es un secreto que las redes sociales se han convertido en una herramienta indispensable en la sociedad y es normal que artistas, políticos y medios de comunicación tengan un gran número de seguidores en ellas, pero también existen aquellas personas que un día son un totalmente desconocidos y al otro se vuelven fenómenos en estas plataformas gracias al contenido que exponen.

Existen muchas personas que han encontrado el éxito gracias a las redes sociales. Algunos se vuelven muy conocidos y gracias a esa fama llegan las oportunidades.

De acuerdo al experto en redes sociales, Edgar Argüello, estos individuos pueden llegar a conectar tanto y obtener una legión de seguidores porque “son uno de nosotros con sus virtudes, vicios y fallas y eso al final conecta. Por otro lado, también existe el morbo y la curiosidad de la gente”.

“Cuando sumas todos esos elementos de la cuenta y la personalidad de la gente, tienes un hit digital”, expresa Argüello.

Algo parecido opina el profesor de sociología de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y trabajador social, Laureano de la Cruz: “Hay un tipo de influencer que se vuelve famoso a raíz de su conducta en las redes sociales. Es decir, no es otra cosa que un ´profesional de las redes sociales´”

“Hay gente que tiene muchos seguidores en las redes por lo que hace en la vida real y están esos que lo único que construyen es lo que hacen en la vida real”, comenta el profesor.

Un claro ejemplo de ello cmfue Yendy Garó Pérez, conocido popularmente como “La Verdolaga”, quien falleció el pasado 24 de junio, y se volvió un fenómeno en las redes sociales porque pese a su sobrepeso (712 libras) era corredor de motocicletas y sus videos en YouTube alcanzaron más de 500 mil visitas.

Otro caso es Carol Acosta, mejor conocida como “Killadamente”, es una influencer que por años sufrió bullying por su sobrepeso y decidió utilizar las redes sociales para subir videos irónicos burlándose de la gordura.